martes, 9 de julio de 2019


“Ahora no, joven, estoy salvando a la clase obrera”
Publicado por:  Spanish Revolution






...Un sector de la izquierda argumenta que la clase obrera ha dejado de sentirse atraída por los partidos que deberían representarla. Este sector denuncia que la izquierda se ha centrado en un discurso sobre los derechos LGTBI, la inmigración, los derechos de los animales o el ecologismo. Esto supone que el obrero se despiste (como si fuese un niño pequeño incapaz de concentrarse en dos cosas a la vez) de los verdaderos problemas que le conciernen a su clase. Un argumento débil y falso, ya que muchos partidos de izquierdas no han abandonado el discurso de clase, solo han sumado nuevos derechos y paradigmas que la izquierda de principio y mediados del Siglo XX obviaba. Es lo que tiene el progreso natural de la sociedad humana. Según estos argumentos, pareciera que la izquierda solo hace mítines en eco huertos, centra sus campañas electorales en la necesidad de rescatar personas del mediterráneo o su programa electoral solo pidiese eliminar el mansplaning del congreso. Esta visión idílica, infantil y reduccionista de lo que le tiene que gustarle o no a la clase obrera es solo una máscara del inmovilismo. Pareciera que todo lo que no aparezca en una teoría económica y política de hace 200 años es una estrategia maquiavélica del capitalismo y de Soros para frenar la revolución y engañar a los obreros. Pareciera que entre los homosexuales no hubiese obreros o que el ecologismo no es un paradigma que en su raíz es profundamente anticapitalista. Esta teoría ignora que la mujer ha sido siempre es eslabón más débil y maltratado del capitalismo. Cada vez que se suman reivindicaciones nuevas, fruto del pensamiento colectivo de la izquierda, los “obreristas” desconfían de estas demandas e incluso las consideran reaccionarias: “¿Derechos LGTBI? Están muy bien, pero ahora no joven, que estamos salvando a la clase obrera no vaya a ser que los obreros se me distraigan”....




miércoles, 3 de abril de 2019

RESULTADO DE LAS ELECCIONES SINDICALES 2019



Detallamos los resultados de las elecciones sindicales celebradas ayer, agradeciendo, como no, el apoyo que hemos recibido y la alta participación en el proceso electoral, que nuevamente ha demostrado el personal laboral.



martes, 26 de marzo de 2019

ELECCIONES 2019. DE LOS NUESTROS, AQUI, NO SOBRA NADIE.



Desde Alternativa SOC, siempre hemos defendido, con convicción y contundencia, la supervivencia y la potenciación de los servicios públicos; y como personal que pertenece a la Comunidad Universitaria, así, lo hacemos dentro de la Universidad de La Laguna.

 Esta defensa y exigencia de potenciación del servicio público, que prestamos como universidad pública, la realizamos en los ámbitos en los que hemos decidido participar activamente: en la representación sindical y; en la representación institucional, a través del grupo claustral independiente, (EUPAS) Espacio para la Unidad del PAS, en el que participamos desde el momento de su creación. Esta doble representación, nos permite poner de relieve la importancia de nuestro colectivo en la prestación de los servicios, necesarios e imprescindibles, para el buen funcionamiento de la Universidad de La Laguna.


Esta “empresa” tiene como objetivo y fin, esencial, garantizar que las personas que acceden a ella, obtengan la mejor formación académica superior y una capacitación profesional adecuada; y nuestro papel  es el de trabajar en esos servicios, imprescindibles, para que puedan lograrlo en las mejores condiciones posibles. Nuestro cometido es ofrecer esos servicios, no cerrarlos, ni poner dificultades. Se trata de dotar: bibliotecas, cocinas, aulas de informática, porterías etc… Se trata de reconocer la valía de su personal, de manera real y efectiva; de reconocer,  su compromiso con la Institución y sus usuarios  que han demostrado durante años, a veces, en condiciones muy complicadas.  Se trata de reconocer y acabar con las “diferencias” que existen entre su personal. En el mismo sentido opinamos, y así lo hemos defendido siempre, en relación al personal de otros servicios de la Universidad de La Laguna, como es el caso del personal de laboratorios o del personal con especialidades en el Servicio de Mantenimiento. 


Por eso, desde el primer momento hemos manifestado que, en la Universidad de La Laguna, de los nuestros no sobra nadie; por el contrario, faltan muchos para optimizar la prestación de los servicios que, insistimos, se deben “garantizar” al alumnado y usuari@s, para mejorar los resultados de la Institución Pública a la que pertenecemos, por la que trabajamos y con la que estamos absolutamente comprometid@s.  Esto lo defenderemos, gobierne quien gobierne, en la Universidad de La Laguna.

Para acabar con las desigualdades, es necesario la realización de un estudio riguroso de la plantilla, y sus consiguientes cargas de trabajo, que nos permita obtener un diagnóstico certero de la misma y; conocer, la dimensión real en las necesidades de su crecimiento.


Nos negamos, como ya hemos hecho en otras ocasiones, a someternos a los caprichos injustificados de los Equipos de Gobierno; a la amortización gratuita de plazas que, con posterioridad, se evidencia lo inconveniente de dicha amortización; así como, lo inadecuado de tomar decisiones a la ligera, sin estudios ni análisis de planificación serios, que las justifiquen. De igual manera, siempre, hemos denunciado y advertido, como un error de difícil solución, la creación de servicios con “coste cero” sin que esto tenga consecuencias en la precarización de la plantilla y de los servicios.

El funcionamiento de una Institución Pública no puede estar sometido al capricho de algun@s responsables que, violando las normas de funcionamiento y superando claramente sus atribuciones, ejecutan una política de atosigamiento al personal de sus servicios adjudicando tareas y funciones,  que no se corresponden con sus categorías, y que han puesto en evidencia durante muchos años la pasividad mostrada, por parte de algunos representantes sindicales, frente a irregularidades cometidas en esos servicios. 


Todas estas circunstancias tienen su origen en la ausencia de un, imprescindible, Catálogo de Puestos de Trabajo, que defina las especialidades y las funciones de cada puesto, evitando, así, que se conviertan en un “saco sin fondo”, donde todo cabe, y que podría ser determinante –si se realiza con seriedad- para acabar, definitivamente, con las desigualdades existentes entre el personal de algunos servicios esenciales con los que cuenta la ULL. Aun así, seguimos manteniendo que entendemos como un grave error, por parte de las Universidades y de los Sindicatos firmantes del Convenio Colectivo, el haber delegado en manos de la Comisión Paritaria la elaboración de ese Catálogo de Funciones, ya que, a nuestro juicio, limita la autonomía de cada Universidad para buscar su propio desarrollo en materia de Personal Laboral. 


Seguiremos apostando por generar espacios de encuentro, entre los trabajadores y las trabajadoras de la ULL, donde se pueda actuar, alejados de intereses personales o partidistas, y de posturas sectarias y revanchistas. Esto contribuiría, sin duda alguna, en la mejora de condiciones para nuestro colectivo y  el servicio público. Por nuestra parte, dejar patente, nuestro compromiso con el colectivo al que representamos y nuestra implicación, absoluta, con una Universidad Pública al servicio de la Sociedad Canaria, más allá de nuestros intereses laborales. No le concedemos a nadie un interés mayor que el nuestro, en la defensa de los objetivos de la Institución Universitaria.

Necesitamos un Comité de Empresa que, de verdad, represente a tod@s los trabajadores y trabajadoras y que actúe como un órgano colegiado, con miembros capaces y conscientes de su responsabilidad de representación colectiva. 


Siempre hemos manifestado, y así intentamos ponerlo en práctica cotidianamente, que nuestros adversarios/as no son, ni mucho menos, los compañeros y compañeras afiliad@s a otros sindicatos, pero que, evidentemente, sí mantenemos importantes diferencias con algun@s de sus dirigentes y con sus formas de hacer y entender el sindicalismo. Por ello, y a pesar de tener grandes diferencias con las trayectorias y posicionamientos de algunas organizaciones sindicales, hemos ayudado y contribuido a conformar un Comité de Empresa estable, aunque, honesto es también reconocerlo, francamente mejorable. Estaremos siempre, en la línea de sumar el máximo de voluntades para tener un Comité de Empresa que trabaje, de manera colectiva, para sacar adelante aspectos y propuestas, vengan éstas de donde vengan, que contribuyan a la mejora de las condiciones de trabajo de todo el colectivo. Nosotros hacemos crítica constructiva, no practicamos el sectarismo. Somos trabajadoras y trabajadores, miembros de una organización sindical modesta, pero que aspira a representar dignamente a todos y todas las compañer@s, para que nuestro colectivo recupere la fuerza, respeto y consideración que tuvo en el pasado. 


Estaremos donde las compañeras y compañeros decidan colocarnos, defendiendo lo que siempre hemos defendido y trabajando por el Colectivo. 


Estaremos defendiendo los Servicios Públicos, defendiendo la integridad y el compromiso del personal laboral de la Universidad con la Institución; exigiendo la estabilidad de nuestra plantilla y denunciando la precarización de nuestras condiciones de trabajo.


Gobierne quien gobierne en la ULL, nos encontrará defendiendo una Universidad Pública, con una prestación de servicios públicos y eficientes y, sin duda alguna, nos encontrará defendiendo que: en la Universidad de La Laguna, de los nuestros, aquí, no sobra nadie.



PARTICIPAMOS PARA RECUPERAR NUESTRA DIGNIDAD Y NUESTROS DERECHOS COMO TRABAJADORES Y TRABAJADORAS DE SERVICIO PÚBLICO.


VOTA ALTERNATIVA SOC.